Barberos: una profesión muy antigua e importante

La barbería es una práctica que existe de hace muchos años. Las personas siempre han necesitado que arreglar y cortar su cabello y barba. De allí proviene está profesión, sin embargo, su historia como «barbería» es más reciente y además bastante interesante.

Cuando hablamos de barbería tal vez te refieras a una persona que se encarga de cortar el cabello, pero los barberos son más que eso. Un barbero es un artista que tiene como lienzo el cabello y rostro de las personas.

El día de hoy hablaremos de como era la barbería en sus inicios hasta llegar la actualidad. Además te hablaré sobre como puede dedicarte a esto e iniciar tu propio emprendimiento.

¿Qué es la barbería?

La barbería es se trata de una práctica que es llevada a cabo por una persona a la que se le conoce como «barbero». Estas personas se encargan de afeitar, cortar y cuidar la barba de los hombres. Sin embargo, generalmente también se encargan de cortar el cabello de sus clientes, así que se puede decir que también son «peluqueros».

Para hacerlo, un barbero se basa en diversas técnicas y herramientas de afeitado y corte. Además, de un amplio conocimiento de moda masculina y estilismo. Pueden llegar a considerarse como artistas ya que en la actualidad se realizan cortes artísticos que dejarán a más de uno con la boca abierta.

¿Cuál es la historia de la barbería?

Tal y como mencionaba anteriormente, la barbería es una profesión que lleva mucho tiempo. Durante sus inicios (cuando empezó a conocerse como barbería), sus funciones eran algo diferentes a las que tenemos actualmente.

A pesar de que te parezca difícil de creer, en sus comienzos los barberos compartían la profesión con los cirujanos. Estos a demás de cortar y afeitar la barba de sus clientes tenían la capacidad y conocimientos para realizar cuterajes, extracciones de muelas y por su puesto, cirugías.

Esto fue así durante algunos años, hasta que por fin en el siglo XV estas profesiones fueron separadas. Los barberos ya no podría hacer cirugías ni los cirujanos podrían afeitar barbas, esto hizo que se les empezara a conocer solo como barberos, aunque aún tenían la facultad de extraer muelas.

Esta profesión fue muy popular durante los siguientes siglos, los hombres acudían frecuentemente a las barberías para dar el mantenimiento adecuado y cortar su cabello. Los años pasaban y esta profesión cada vez ganaba más notoriedad hasta que empezaron a aparecer las grandes cadenas de salones de bella que solían tener precios más bajos. Entonces, la barbería como profesión empezó a decaer. Las personas empezaron a preferir estos salones de belleza a los tradicionales barberos.

Sin embargo, recientemente, los barberos han vuelto al ruedo y han vuelto a popularizarse en muchos países. Sin duda, un salón de belleza no es capaz de igualar la experiencia de visitar a un buen barbero.

El famoso Barberpole

El símbolo más distintivo de los barberos es el poste de barbería, este simpatico poste giratorio incluye los colores blanco, azul y rojo.

Sus inicios son bastante curiosos, estos se remontan a la época en la que los barberos también hacían de cirujanos. Pero no era precisamente un poste sino una mano que goteaba sangre en una fuente. Desde luego, esto no era el mejor elemento publicitario, así que fue sustituido por un poste de color rojo. Este tampoco lograba conseguir el efecto deseado por lo que con el tiempo se le agregaron el azul y blanco para convertirse en el actual símbolo.

Este famoso poste lleva muchos años sirviendo en la entrada de las barberías de todo el mundo y es fácilmente reconocido por las personas sin importar su edad.

Aprende a ser barbero e inicia tu propio emprendimiento

Aprender una nueva habilidad siempre te ayudará en tu futuro, no solo a ganar dinero sino también a tu desarrollo como persona.

Realizar un curso de peluquería para hombres te ayudará a iniciar tu propio emprendimiento y de esa forma lograr tu libertad financiera.

Estos cursos puedes hacerlo de forma presencial en una academia en cuál aprendas de lo mejores. O si lo prefieres, puedes hacer un curso en línea donde obtendrás toda la teoría necesaria para aprender a realizar los mejores cortes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *